Por muy perfeccionistas y exigentes que seamos en la limpieza de nuestro hogar, a veces podemos pasar por alto algunos sitios en nuestra  rutina de higiene. Esto sin duda nos traerá la invasión de gérmenes y otros indeseables que se hospedarán en esos rincones olvidados. Vamos a repasar algunos puntos que posiblemente  hayamos olvidado, empezando por:

El equipo de limpieza:  No podemos higienizar nuestro hogar con un equipo sucio. Es importante lavar e higienizar  muy bien cada vez que usemos los cepillos de la escoba, las fregonas, el cepillo del  inodoro,  las esponjas de fregar platos y el plumero. Tampoco debemos olvidar   reemplazarlos  con regularidad.

El felpudo de entrada de la casa:  El felpudo es nuestro primer fuerte de defensa para no dejar entrar en nuestro hogar  a la  gran cantidad de  bacterias que traemos pegadas en los zapatos y que  quedan acobijadas en ellas, .tampoco hay que olvidar que es la primera impresión que se llevarán de tu casa y de ti. Es necesario aspirarlos varias veces a la semana y una vez al mes lavarlos con agua caliente, jabón y 1 cud de amoniaco, cepillar bien y dejar secar.

Contenedores de la basura: Ya sean los que tengamos en  la cocina, en los baños o las habitaciones, los contenedores mantienen en su interior bacterias y suciedad;  aún cuando le coloques su bolsa plástica es necesario asear y desinfectar el interior de ellos y sus tapas . Ducha los contenedores si tienes un espacio al aire libre o colócalos en la bañera, lávalos con abundante agua caliente, cepíllalos con  jabón y déjalos unos 10 minutos con agua y lejía, sécalos antes de volver a colocarle la bolsa.  Asegúrate de lavar y desinfectar muy bien después   la bañera.

Detrás de nuestro electrodomésticos:  Se suele acumular mucho polvo y suciedad detrás de  las lavadoras, secadoras, lavavajillas, microondas y neveras. Retíreralos con cuidado, asegúrate  de desenchufar todos los aparatos antes de limpiarlos. Con un paño humedecido en agua jabonosa y tibia limpia los aparatos y seca.  Limpia las paredes, los lados y  el suelo con agua caliente, jabón y un chorro de vinagre. Haz un ciclo de lavado de la lavadora y el  lavavajilla con agua, vinagre y bicarbonato de sodio para eliminar los gérmenes y el mal olor. No mezcles lejía con vinagre.

Detrás de la grifería:  Es necesario hacerlo meticulosamente con un cepillo de dientes viejo y una pasta hecha de bicarbonato con vinagre, verás como no solo los desinfecta sino que los deja pulidos y brillantes.

Contenedor de los cepillos de dientes:  Este puede contener bacterias y moho si nos descuidamos de su higiene. Podemos ponerle un poco de vinagre y dejarlo unos minutos o una parte de lejía por tres de agua unos  10 minutos, enjuagar  muy bien y secar con toallas de papel. Recordar que los cepillos de dientes también deben desinfectarse constantemente y cambiarlos con frecuencia.

Los zócalos:  Se acumulan en ellos el polvo y la suciedad. Aspíralos para quitarles el polvo  o pásale un paño suave para no rayarlos si son de madera y luego con  otro paño suave con agua y jabón para madera límpialos;  si son de cerámica hazlo de la misma forma, pero puedes usar cualquier jabón.

El sello de goma de las neveras y congeladores: como lo indica su nombre sirve para sellar el aire frío de nuestra nevera e impedir que escape, manteniendo así nuestros alimentos, pero también sin darnos cuenta puede recoger y albergar suciedad y migas, lo cuál impediría que haga bien su trabajo y  que huela mal. Lavarlo frecuentemente con agua con vinagre y  una esponja.

Los colchones:  Es importante voltear los colchones frecuentemente; para eliminar los ácaros  debemos espolvorear bicarbonato de soda con algún aceite esencial como la lavanda, dejar unos minutos y luego aspirar.

Ventiladores de techo: Cuando no están trabajando se depositan en sus aspas el polvo cargado de alérgenos, el cuál volverá al aire que respiramos en lo que se encienda; es necesario limpiarlo regularmente. Usar un paño humedecido en agua y un par de cucharadas de vinagre y  secar bien.

Los mandos a distancia, aparatos electrónicos, ordenadores, teclados y ratones: Estamos tocándolos constantemente y muchas veces nuestras manos no están limpias con lo cual son una fuente de gérmenes, suciedad y grasa. Utiliza un paño con algún desinfectante y con unos bastoncillos de algodón  humedecido en alcohol limpia las teclas y botones.

Las almohadas, cojines y edredones :  Las almohadas donde ponemos nuestros rostros acumulan piel y sudor, es necesario no solo lavar sus fundas sino a ellas mismas, utilizar algún aceite esencial como la lavanda, limón, para eliminar gérmenes y dejar un agradable aroma. Los cojines aunque estén solo de decoración también acumulan polvo y suelen ser abrazados por las personas.

La cortina de la ducha:  Descolgarlas frecuentemente y lavarlas  con agua caliente y jabón , en un  spray con vinagre y agua  limpiaremos  la barra y anillas. Si las cortinas tienen moho es necesario colocarlas en un recipiente con agua tibia, jabón, bicarbonato de sodio y vinagre, dejar por varios minutos, enjuagar y dejar secar, así nos aseguraremos de matar los hongos y las bacterias.

Marcos de cuadros:  Los marcos acumulan el polvo aunque no lo veas a simple vista. Se deben limpiar semanalmente.

Bolsos y monederos: Asegúrate de nunca colocar los bolsos en el suelo de ningún sitio y menos todavía colocarlos en la mesa donde comes. Lávalos con una solución jabonosa suave tanto por dentro como en su interior, o un limpiador especial si son de cuero. Las tarjetas de créditos, débitos y las llaves están llenas de bacterias, puedes limpiarla con un paño con alcohol y dejar secar.

Las plantas:  Estos seres vivos también necesitan respirar y si no se les limpia acumulan mucho polvo en sus hojas. Algunas se pueden duchar, cuidando de no ahogarlas en agua o saturarles la tierra, otras es suficiente con limpiarle las hojas con un paño húmedo.

La aspiradora, sus cepillos y filtros:  Además de vaciarla cada vez que la utilizamos y reemplazando  su bolsa,  es necesario con cierta frecuencia el lavar sus accesorios y filtros siguiendo las instrucciones que vienen dada en su manual.

Manijas y  pomos de las puertas y los timbres : Los  usamos muchas veces al  día, hay que  desinfectaras para eliminar los gérmenes que se encuentran en ellas, las marcas de los dedos y que se vean limpios y brillantes.

Los interruptores de la luz y los enchufes: Siempre los estamos tocando, apagando, encendiendo, enchufando, así que acumulan muchas bacterias, gérmenes. Podemos desinfectarlas  con toallas de papel impregnadas en alcohol o cualquier otro desinfectante.

Las bolsas reutilizables y la del carrito de mercado: las utilizamos para llevar los alimentos que compramos del  mercado a casa, o cargar cosas para la playa, al campo  o los utensilios  de las mascotas. Es conveniente lavarlas  frecuentemente sobre todo si se derrama algún líquido de los alimentos. Voltéalos del revés y lávalos en la lavadora con jabón suave y déjelos secar al sol.

/www.eco-online.es/

/www.eco-online.es/

Los juguetes de las mascotas: Déjalos en remojo con partes iguales de agua y vinagre blanco. Lávalos y déjalos secar.

Desagües de fregaderos, lavamanos y duchas:  Se coloca media taza de bicarbonato en el desagüe con un buen chorro de vinagre blanco hasta que haga mucha espuma, se deja unos 15 minutos y luego se deja correr el agua muy caliente, estarán limpios, desinfectados y brillantes.

Las esponjas, cepillos de baños y cocina:. Es necesario lavarlas  con vinagre. Toma nota de cambiar regularmente las esponjas de fregar los platos y los paños que utilizamos en la cocina.ya que acumulan muchos bacterias y pueden llegar a oler mal.

Las persianas:  En ellas se acumulan gran cantidad de polvo grasa y suciedad, es necesario limpiarlas  quitando primero el polvo y luego pasarles  un paño húmedo,  dejarlas secar. También debemos acordarnos del  alfeizar y  el  marco de la ventana.

amazon.es

Detrás del inodoro:  Ahí anidan y se mantienen los gérmenes multiplicándose. Con guantes,  un buen desinfectante y toallas desechablesfrotaremos bien detrás de el inodoro asegurándonos de dejarlo bien limpio y seco.

Los libros: Si tenemos estantes con libros, empezamos por quitar todos los libros,  limpiar el mueble  el polvo que tenga acumulado con un paño húmedo y  luego sacudimos  el polvo de los libros y sus páginas.

Otras cosas que no quiero dejar de mencionar son : Cestas que contengan la ropa sucia, zapatillas, juguetes,  peluches, aparato de humidificador, marcos de puertas y ventanas, ventiladores y extractores del baño, auriculares, pantallas de  lámparas, colchonetas que utilices para hacer ejercicios, las bandejas de cubitos de hielo, el escurre-platos, las barras de las cortinas, los cables.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please follow and like us:
Categories: Tips

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Related Posts

Tips

¡¡¡ Aquí huele a perro !!!

  Si te percatas de que tus amigos y familia cuando van a visitarte arrugan la nariz o comienzan a respirar por la boca al entrar en tu casa…tienes un problema:  puede ser que tu hogar Read more…

Tips

Identificando prendas de calidad

Seguro tenemos en nuestro guardarropa prendas que se mantiene igual con el paso de los años, vestidos o faldas que parecen sobrevivirle al tiempo gracias a su excelente calidad y pensamos en lo acertado que fue  Read more…

Salud

Alergias : ¿Barrer o aspirar?

Es indispensable para mantener buena salud y bienestar en toda la familia que nuestro hogar esté libre del polvo y con mayor razón si somos o  tenemos familiares con alergias  a los ácaros del polvo; Read more…