Cuando adquirimos una mascota nos hacemos el firme propósito de amarla y cuidarla, que sea parte importante e integral de la familia, con su propio nombre y de ser posible la mencionamos con nuestros apellidos. También nos proponemos cual si fuera una hija, el educarla con firmeza y enseñarle a portarse bien; le proporcionamos su propio “dormitorio” con sus sabanitas y colchón mullido, suave, calentito….y ella se acuesta solo un segundo para luego con sus tiernos, dulces y almendrados ojitos pedirnos subirse a nuestra cama…¿quién puede resistirse a tanta ternura?….¡¡¡es que hasta nos parece que somos crueles por no dejarlos subir, como si les dijéramos que no los queremos!!!…

Las encuestas dicen que mas de la mitad de los dueños de mascotas duermen con ellas en la cama, en porcentaje mayor cuanto mas pequeño es el perro, pero también los gatos ganan en nuestros corazones para subirse a la cama, se dice que hasta un 62% de las personas duermen con sus gatos. Ah, y espera, no solo hay quien se conforma con uno, sino con dos y hasta tres mascotas en su cama. ( sin importar si es un Chihuahua o un San Bernardo).

Cuán sano es dormir con mascotas.

Pues no hay mucho consenso entre los expertos y como en casi toda las cosas de la vida encontramos los pros y los contras.

“Mientras que muchos expertos en sueño dicen que nunca duermen con mascotas, otros dicen que depende de la persona y la mascota.“..menciona Today

Contras

Las personas que sufren de asma o alergias: se les recomiendan no dormir con animales no solo en la cama, ni siquiera en la misma habitación; la caspa en el pelo y la piel de las mascotas  pueden ocasionar reacciones alérgicas. Y “según los expertos las alergias a los gatos son dos veces más comunes que las reacciones a los perros”, menciona el readersdigest también dice que “un gato podría sofocar inadvertidamente a un niño dormido. Juega a lo seguro y mantén alejado al gato”

Las personas que tienen dificultad para conciliar el sueño o insomnio: pueden verse perturbados al dormir con una mascota, ya que al igual que una persona ellos también suelen rascarse, roncar, aullar, llorar, dar patadas al dormir e incluso se acomodan y acurrucan  hasta el punto de dejarte en la punta de la cama.Esto puede interferir con tu necesidad de descanso y estés teniendo un sueño de pésima calidad.

Problemas de higiene y salud: Por muy limpio que tengas a tu perro, no lo sueles bañar todos los días, así que el se lamerá sus patas y cualquier otra parte del cuerpo que necesite limpiar;  luego terminará lamiéndote afectuosamente la cara dejándote bacterias que pueden ocasionar enfermedades.

Cuando los llevas a pasear regresan a  a casa con sus patas llenas de  suciedad de la calle, materia fecal de otros animales, barro, etc. que luego  llevarán a tu cama, caminando sobre ella, y al colocar su colita en tus sábanas  dejará parásitos y bacterias peligrosas como pueden ser la E. coli o la Salmonella.  Incluso pueden traerse a casa alguna pulga o  garrapata que quizás hayan pillado en el paseo, portadoras de enfermedades muy contagiosas.

En el caso de los gatos, las personas corren el riesgo de infectarse por contacto con las heces de los gatos de la Salmonelosis. Tenemos también la enfermedad de Bartonelosis o arañazo de gatos, que como su nombre lo indica se transmite por arañazos de gatos, por mordeduras y por la exposición a las pulgas del gato; puedes presentar síntomas como fatiga, fiebre, dolor de cabeza y muscular, ganglios inflamados y en el caso de personas con el sistema inmune debilitado, los  ancianos y los niños se ven mas comprometidos en su salud al ser infectados.

 El problema de la autoridad. Tu mascota sabe quien manda, aún cuando  la coloques en tu dormitorio a los pies de tu cama,  en lo que flaquees subiéndola a la tuya  tomará el control del liderazgo; tu mismo estarás saboteando tu propia autoridad.

En el caso de que sea un gato, la situación es aún mas difícil si tienes que sacarlo de tu habitación; una vez que has permitido a tu gato dormir contigo será tarea titánica  sacarlo afuera, puesto que para ellos es todo o nada, y no aceptan de buen agrado que les quites su territorio o propiedad. Así pueden comenzar con una campaña de destrucción de muebles como el  arañarlos, brincar, maullar u orinar en cualquier parte a modo de represalia. Tendrás que conseguirle alguna diversión que los mantenga entretenidos en la noche.

El ciclo del sueño de las mascotas es diferente al nuestro. Así mientras tu deseas dormir un “ratito mas”, ellos te despertarán llenos de energía y tratarán de que te levantes brincando en la cama y lamiéndote en la cara. Además cuando duermen  tus mascotas ( perros, gatos, pájaros, loros) se mueven, roncan, lloran, se rascan por la noche y tintinean sus collares.

En el caso de los gatos al ser nocturnos, tenderán mas a despertarte en la noche, a montarse sobre ti y arañarte para que les atiendas, a caminar por la casa en la noche perturbando así tu descanso.

Obstaculizan y se entrometen en el espacio que debe ser de la pareja. Cuando la mascota duerme entre la pareja, impide el contacto e intimidad que ellas deben tener, además de que  los animales tendrán la sensación de ser los dominantes y de pertenencia de toda el área  Esta falta de intimidad y espacio pueden acarrear discusiones en las parejas, mas aún cuando una de ella no está muy de acuerdo en que duerman en la cama.

Dormir con pájaros no es recomendable ya que pone en riesgo a las personas de contraer la enfermedad de neumonitis por hipersensibilidad (pulmón del cuidador de pájaros), “Cuidar a un pájaro, sean periquitos, palomas o gallinas, es como jugar a la ruleta rusa con los pulmones. Hay personas que tienen predisposición genética para desarrollar una grave enfermedad respiratoria denominada “pulmón del cuidador de aves”menciona Consumer.

Tuck  menciona que “ las aves podrían despertarlo chillando durante la noche o haciendo ruido arrastrando los pies en su jaula.”, también el hecho de que pueden ser axficiados a aplastados por nuestros cuerpos al dormir, al igual que cualquier otro animalito pequeño como los hamster, conejos, hurones, ect.  Es necesario sacarlos del dormitorio y tenerles un lugar designado para colocar sus jaulas, manteniéndolas siempre limpias.

El dormir con conejos también acarrea problemas de asma, alergias y otros problemas respiratorios a causa de  su pelo y algunos de sus gérmenes. A esto hay que agregar que ellos no tienen el mismo ritmo de sueño que las personas, están muy activos de noche y querrán jugar y brincar; otro problema es que si no lo has entrenado a hacer sus necesidades en un sitio específico, pueden que usen tu cama como su baño particular.

Los Pros

Si no eres alérgico ni te perturba el sueño tu mascota, entonces hay quienes sugieren que dormir con ella no es realmente un problema.

Un estudio hecho por el Centro de Medicina del  Sueño de la Clínica Mayo, dice que los pacientes sienten que sus mascotas son “beneficiosas para dormir”

Hay personas que tienen una sensación de seguridad durmiendo con su mascota, incluso dicen que les calienta la cama, y su rítmica respiración les ayuda a sentirse en tranquilidad y conciliar el sueño.

Dormir con tu perro cerca de ti ( no sobre ti), también puede darte beneficios como el aliviar la ansiedad, la sensación de seguridad que ya he mencionado, el saber que él estará alerta a cualquier ruido inesperado de la noche en tu casa, mientras tu puedes descansar con confianza.

En una publicación , especialistas en el sueño  mencionan cómo los perros son una opción de tratamiento valioso para “pacientes con apnea obstructiva del sueño (OSA), pesadillas, narcolepsia, parasomnias y otros trastornos del sueño..” y de “apoyo emocional”.

Hay un mayor vínculo emocional entre ambos. Sobre todo si la mascota pasa mucho tiempo solo, al llegar tú a casa se sentirá feliz de dormir juntos.

Toma Nota

  • Si   decides que quieres dormir con tu mascota, trata de que lo haga sobre tu manta, no dentro de tus sábanas para que sea más higiénico, o mejor aún, coloca una mantita sobre tu cama y delimita  la zona  donde debe dormir. Sé firme y que no se extralimite a todo el espacio de tu cama.
  • Crea una disciplina de juegos y paseos durante el día y que se acostumbre que la noche es para descansar.
  • Debes cuidar de la salud de tus animalitos llevándolos periódicamente al veterinario, ponerle sus vacunas, desparasitarlos y darles una alimentación balanceada.
  • Debes lavar frecuentemente su cama y área de descanso, sábanas y juguetes.
  • Aspirar su zona con una aspiradora preferiblemente con  filtro HEPA.
  • Debes asegurarte de lavarle diariamente sus cuencos tanto de comida como agua, esta debe ser mineral y fresca.
  • Al regresar a casa del paseo, lávale sus patitas, colita y cualquier otra parte que haya estado en contacto con el suelo u otros animales, o quizás un baño rápido para refrescarle y que quede limpio sea aún mejor.

Recuerda: Es preferible que no duerman en tu cama, aunque puede ser en tu habitación…de todas formas lo importante es que si duerme contigo sea porque tanto tú como el estáis sanos.

Puede que te interese:

Un interesante artículo sobre la Zoonosis (enfermedades infecciosas que transmiten los animales a los humanos) que puede interesarles leer :https://wwwnc.cdc.gov/eid/article/17/2/pdfs/10-1070.pdf

 

 

 

 

Please follow and like us:
Categories: MiMundoCuriosoSalud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Related Posts

Salud

La siesta: La “cabezadita” con mucho poder

¿En cuál de estos conceptos ubicarías la siesta?: Es una necesidad biológica. Proporciona múltiples beneficios a la salud de las personas, tanto a nivel  físico como  mental. Cada día son mas populares las siestas en los trabajos. Es Read more…

Salud

Fórmulas para tener un buen descanso

¿Cuántas horas duermes tú en la noche? Me refiero a un sueño reparador …Las personas se ven hoy en día inmersas en una lucha por ganarle horas al día y tratar de conciliarlas entre el Read more…

Salud

Yo nunca seré viejo: creando nuevas células cerebrales

“Yo nunca seré viejo, porque para mi ser viejo es siempre tener diez años más de los que tengo”. Bernard Baruch. Tropecé con esta maravillosa frase cuando preparaba este artículo, con ella quiero empezar y Read more…