Seguro tenemos en nuestro guardarropa prendas que se mantiene igual con el paso de los años, vestidos o faldas que parecen sobrevivirle al tiempo gracias a su excelente calidad y pensamos en lo acertado que fue  esa compra que hicimos; pero seguro que también hemos pasado por el disgusto de comprar alguna prenda que parecía de calidad e irse en el primer lavado, ver cómo le saltaba algún botón e incluso soltarse el hilo de las costuras,  y sentir pesar porque solo nos duró una temporada.

Así que aunque no seamos expertas en costuras o telas, sí que tenemos algunas pautas que podemos tomar en cuenta a la hora de comprar alguna prenda que cumpla nuestras expectativas de que esté a la  moda, a buen precio y sobre todo que sea de calidad.

Cuando hablamos de calidad nos referimos a ropa que sea:
  • Duradera mas allá de una sola  temporada.
  • Prendas que sean  resistentes y no vayan perdiendo los botones o deshaciéndose las costuras.
  • Ropas que no pierdan las formas al lavarlas o destiñan.
  • Que no se encojan o estiren al lavarlas  quedando sin formas o haciéndose bolillos.
  • Que se amolden a nuestro cuerpo y nos hagan  sentir cómodos, elegantes y sin limitar  nuestros  movimientos.
  • Que se note que es ropa de calidad,  agradable al tacto en nuestra piel.

A la hora de ir de compras no es suficiente que una prenda nos parezca bonita o de buena calidad a simple vista, tenemos que tomarnos el tiempo suficiente para cogerla en nuestras manos y detallarla para poder ver:

La calidad del material

  • Las telas de mejor calidad son aquellas elaboradas con la mayor cantidad de fibras naturales como el algodón, el lino, la lana, el bambú, la seda o la cachemira.ya que estas perduran mas en el tiempo.
  • Tócalas ; asegúrate de que sean suaves a la piel.
  • Mira el grosor de la tela pues esto es indicativo de buena calidad ya que se mantendrá sin perder su forma y sintiéndola suave.
  • Mira la prenda al trasluz y ve cuanta pasa a través de ella, cuanta mas ligera es la tela menos cantidad de material tiene.
  • Escoge las fibras naturales son fáciles de lavar, no emiten electricidad estática ( necesario para las personas con alergias cutáneas), transpirables y regulan la temperatura corporal.
  • Evita las prendas que tengan mas del 50% en acrílicos ya que su tiempo  de vida será mas corta que las prendas de fibras 100% naturales. En su defecto que sean telas con el mayor porcentaje de fibra natural y acaso un 1 o 5% de sintético como la lycra o el elastano.
  • Verás que una ropa ha sido tratada con químicos para mantener su forma cuando la aprietas con tu mano y al soltarla queda con arrugas, no la compres porque al poco tiempo perderá su aspecto, a no ser que sea de lino.

Examina las costuras

  • Examina con cuidado las costuras ( puntadas que unen las piezas de  telas), tira un poco de ellas para que verifiques que se mantiene unida la prenda, si al tirar se separa es que está mal elaborada.
  • Observa que las puntadas no estén sueltas, ni  las líneas torcidas, que no tenga  hilos sueltos o deshilachados.
  • Cuántos mas puntos de sutura por centímetros mejor y si tiene doble costura la calidad es aún superior. Pero verifica que no se haya cosido varias veces o que no esté recta, es signo de baja calidad.
  • Tiene que verse que el patrón de la tela se alinea con la costura, que no se notan huecos de agujas y que las costuras sean planas, sin arrugas o imperfecciones.
  • Dale la vuelta a la tela y mira como terminan las costuras, asegúrate  que todos los bordes estén bien acabados, con puntadas estrechas  y sin irregularidades.

Los botones y cremalleras

  • Examina si los botones están bien cosidos, que no tengan hilos sueltos, con puntadas cerradas, fuertes y de forma ordenada.
  • Comprueba que tiene todos los botones y que ninguno esté partido.
  • El ojal debe ser lo suficientemente grande para que entre cómodamente el botón.También debe estar muy reforzado con puntadas apretadas para evitar que el botón al entrar en el ojal tire de la tela y la desgarre.
  • La ropa de alta calidad traerá botones de repuesto e incluso hilo de repuesto también.
  • Asegúrate de que el material de los botones sea de calidad, fuertes, duraderos y no baratos y plásticos.
  • Busca las cremalleras metálicas, verifica que se mueven cómodamente de arriba hacia abajo y no se traban, que quedan planas y no con alti -bajos. Estas deben estar ocultas en la ropa a no ser que se vean por estar de moda.
  • Las cremalleras de plástico se rompen muy rápido y son señales de mala calidad de ropa.

El hilo

  • Debemos tomarnos el tiempo necesario para examinar cuán fuerte es el hilo en las costuras, si  mantiene estrechamente unidas las piezas, si se ve un hilo fuerte, de calidad o si mas bien es débil.
  • Un buen hilo se verá brillante y continuo, sin “pelitos” y grueso puesto que será de mayor calidad y resistente.

Los detalles

  • Asegúrate de que no esté la prenda decolorada o con alguna mancha, busca tanto en el exterior como en el interior de la prenda.
  • Si la prenda tiene forro, verifica que esté bien cosida y sea suave. El forro hace mas durable a la prenda, este debe ser suelto para facilitar el movimiento.
  • Las prendas de calidad llevan las etiquetas tejidas y colocadas en un sitio cómodo, no estarán impresas ni serán de plástico.
  • Comprueba las etiquetas de la prenda y sigue siempre sus instrucciones.

El diseño

El diseño debe combinar o coincidir en las costuras, de esta manera la tela se verá completa como si fuera una sola pieza. Cuando el diseño no está alineado estamos ante una prenda de poca calidad hecha en gran producción por el fabricante.

Si vas a comprar una camisa o prenda a rayas o cuadros pide a la dependienta que te la abra y comprueba que el bolsillo delantero tenga alineada las rayas o cuadros con el resto de la prenda, que logren coincidir hasta el punto de que se mimetice con el fondo de la camisa. Lo mismo debe ser en el caso del cuello y los laterales de la camisa, que coincidan las rayas o cuadros con el resto de la prenda haciendo de ella una sola.

El  revestimiento ( extra de tela) alrededor de los cuellos, cremalleras y los botones es otro ejemplo de calidad en la ropa.

Recordar

El gasto que hacemos en nuestro guardarropa tenemos que verlo como una inversión en nosotros mismos; nos  ayuda a sentirnos cómodos pero también a lucir y sentirnos bien.

La ropa define también nuestra personalidad, comprarla de calidad nos permite sentirnos contentos con nuestra apariencia.

Debemos aprender a escoger ropa de calidad y no de cantidad. La ropa barata siempre es hecha con mala calidad en los materiales y a la larga nos saldrá cara, aunque eso no significa que la ropa de marcas no puedan tener algunas mal hechas, sobre todo las que podemos conseguir en outless. pero en general se esmeran en tener ropa de calidad y mantener así su estatus.

También podemos conseguir firmas de moda que mantienen una buena calidad-precio que está muy bien de mirar si buscas renovar tu armario.

Una buena idea es pagar un poco mas por prendas clásicas, atemporales, de esas que son para toda ocasión, como faldas clásicas, o camisas y trajes de vestir porque estarás invirtiendo en calidad.

Por todo esto es necesario que investiguemos la calidad de las prendas que vayamos a comprar, ahí estará la diferencia en escoger prendas baratas y desechables a ropa de calidad duradera aunque nos cueste un poco mas.

 

 

Please follow and like us:
Categories: Tips

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Related Posts

Salud

Esto ha caducado: me lo como o no???

Cuántas veces nos hacemos esta pregunta cuando vamos a la nevera en busca de algo rico y   vemos su  fecha de caducidad descubrimos con pesar que ya ha caducado? Qué hacemos ? La comemos o Read more…

Tips

Cosas que no debemos guardar en el baño

Nuestro baño al igual que el resto del hogar debe ser un sitio relajante, remanso de paz y tranquilidad, el sitio que además de la cocina deben ser los mas limpios e higiénicos de la casa…y Read more…

Tips

Lo que nunca debes comer en la oficina

  Todos los ambientes de trabajo tienen sus propias leyes y éticas de trabajo ya escritas, pero existe una regla implícita de dominio público que dice  que algunos alimentos son totalmente inaceptables en la oficina. Es Read more…